Estudio “Desarrollo de herramientas para docentes de detección de riesgo sobre el acoso escolar”

La Facultad de Psicología de la Universidad de Murcia inicia un proyecto que pretende desarrollar herramientas destinadas a los docentes para que puedan actuar debidamente en situaciones de acoso escolar y ciberacoso, en el marco del Observatorio de Convivencia de la CARM.

 

Desde el Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universidad de Murcia, se pone en marcha un proyecto que tiene dos objetivos principales. Por un lado, pretende analizar la situación actual del acoso y el ciberacoso en las aulas, y por el otro, busca desarrollar herramientas para su detección.

Estas herramientas diagnósticas van dirigidas a los docentes, para que sean capaces de identificar posibles víctimas y acosadores en el aula, partiendo de la hipótesis que los profesores son agentes educativos esenciales en este proceso. Por otro lado, pretende identificar también los factores de riesgo y de protección de cada estudiante.

El estudio tiene una duración de dos años: el primero se dedicará explícitamente a la creación de dichas herramientas y a su posterior aplicación en una muestra reducida para comprobar su validez. La muestra, en este caso, estará formada por dos cursos de cada ciclo de todos los niveles educativos de un entorno urbano y de otro entorno rural. Durante el segundo año, en cambio, las herramientas se aplicarán en los centros de primaria, secundaria y formación profesional de la Región de Murcia. De este modo se acabará de determinar su utilidad y podrán adaptarse a cada grupo-aula.

Para ello, se crea la Batería de herramientas sobre Acoso (BAHA), que será el instrumento de medida utilizado y que tendrá en cuenta tres factores claves: el objeto, el agente y el observador de las agresiones en el aula y en el ciberespacio.

Una vez terminado el proyecto y analizados los resultados, se espera poder avanzar en la definición de los perfiles de los alumnos, sobre todo de los que están implicados en situaciones de acoso escolar. A partir de esto, se podrán definir las acciones preventivas y de intervención que deberán aplicar los docentes para mejorar la convivencia en su entorno.

Se trata de un estudio de participación voluntaria, en el que los alumnos deben dar su consentimiento para ser considerados parte de la muestra. A la vez, estos alumnos pueden dejar de participar en el proyecto cuando lo deseen, sin que haya prejuicio alguno. 

Desde la Universidad de Murcia ya se han llevado a cabo diferentes proyectos en relación con la prevención del bullying y la promoción del bienestar de los menores en las aulas y en las redes sociales. Podéis ver el registro de buenas prácticas para la mejora de la convivencia escolar (con ejemplos concretos de centros educativos de la CARM). Todas estas iniciativas se recogen en el protocolo Murcia.

 

UniversidadDeMurcia

@umu

Universidad de Murcia